PROTOTIPO POLIVALENTE PARA LA RECOGIDA Y PROCESADO DE RESIDUOS FLOTANTES

Astilleros Zamakona, S.A. junto con C.N. P. Freire, S.A.,  la Fundación C. T. SOERMAR y Estudios Energéticos e Industriales de Ingeniería, E2I2C2, han establecido como estrategia, diseñar el primer prototipo de este nuevo nicho de mercado, lo que dará  lugar al primer buque especializado en este ámbito, para la recogida, procesado y transformación a bordo de residuos flotantes.

En la actualidad, una gran cantidad de residuos plásticos, procedentes de la actividad humana se encuentran en la mar, con las graves consecuencias que esto supone, ya que afectan a la fauna y flora marina, dando lugar a la contaminación de los mares, océanos y playas. Gran parte de estos residuos se encuentran concentrados en las denominadas “islas de plástico”, las cuales son generadas por las corrientes marinas en diferentes puntos del planeta creciendo constantemente.

1

Ilustración 1: Isla de residuos flotantes en el Mar Caribe, (Internet)

Los residuos plásticos son el tipo de basura más habitual en los océanos. Dentro de la categoría de residuo plástico, la diversidad en su tamaño, composición y la existencia de polímeros de diferente flotabilidad, son causa de que este tipo de basuras sean consumidas por cualquier organismo marino, afectando gravemente al ecosistema.

Los residuos flotantes están presentes de forma general en todos los océanos, existiendo cinco grandes acumulaciones coincidentes con los cinco grandes giros de circulación superficial de agua oceánica, siendo la mayor acumulación la existente en el Pacífico Norte, seguida de las ubicadas en el Pacífico Sur, el Atlántico Sur y el centro del Atlántico Norte, así como en el Índico. Como se ha indicado, las mayores concentraciones de residuos se encuentran en estas zonas, pero se ha detectado que existen residuos plásticos en el 88% de la superficie oceánica, en la mayoría en forma de microplásticos, siendo éstos los de menor tamaño (menos de 5 mm).

2

Ilustración 2: Islas de plásticos (Fuente: UNEP, NCEAS)

Concretamente, la isla flotante situada en el Pacífico Norte tiene una superficie aproximada entre 1,7 y 3,4 millones de km2, y un volumen de 3,5 millones de toneladas. Se estima que esta isla flotante tiene una profundidad de 10 m de basura, y por la zona en la que se sitúa, las corrientes marinas la mantienen agrupada y en constante movimiento.

3

Ilustración 3: Concentración de plástico en la isla del Pacífico Norte (Fuente: Ocean Cleanup Foundation)

El Programa ambiental de las Naciones Unidas clasificó en 2011 la contaminación marina por plástico como uno de los asuntos más urgentes por resolver, ya que la ONU, estima que cada año se vierten a los mares y océanos aproximadamente 13 millones de toneladas de plásticos. Se estima que tan sólo en el Mediterráneo existen 1.455 toneladas de plástico flotando en sus aguas.

Europa es el segundo productor de plástico después de China, con una producción de cerca de 50 millones de toneladas de plástico al año, de los cuales aproximadamente el 40% se dedica a envases. Se ha encontrado residuos en todos los mares europeos, en las costas, en la plataforma continental y en aguas profundas, de la que el 40% son residuos plásticos.

La Directiva Marco de Residuos constituye un instrumento normativo esencial para cambiar el enfoque de la gestión de residuos en Europa, al centrar su objetivo en la gestión y el reciclado, lo que dará lugar a un nuevo modelo de crecimiento basado en el uso eficiente de recursos y la sustitución de una economía “lineal” por una economía “circular” en la que se reincorporen al proceso productivo una y otra vez los materiales que contienen los residuos, para la producción de nuevos productos.

Aún así, los vertidos existentes hoy en día permanecerán degradándose en los mares y océanos, incorporándose a la cadena alimenticia y degradando el medio marino. Por lo que es esencial disponer de medios eficientes para su recogida y posterior tratamiento.

El diseño y desarrollo de buques de recogida de residuos flotantes en alta mar, con capacidad para la gestión, tratamiento y procesado de los residuos, es una solución que claramente puede dar respuesta a la necesidad urgente de eliminar los residuos existentes, bien sean plásticos, madera o metal.

Ante este escenario, Astilleros Zamakona, S.A. junto con C.N. P. Freire, S.A., la Fundación C. T. SOERMAR y Estudios Energéticos e Industriales de Ingeniería, E2I2C2, han establecido como estrategia, diseñar el primer prototipo de este nuevo nicho de mercado, lo que dará lugar al primer buque especializado en este ámbito, para la recogida, procesado y transformación a bordo de residuos flotantes.

El desarrollo de este nuevo prototipo garantizará los siguientes aspectos:

  • La compatibilidad de misiones a desarrollar, entre las cuales se encuentran la recogida de residuos flotantes en alta mar, principalmente plásticos, que es el principal componente de los residuos flotantes, así como el tratamiento y procesado de los mismos para su posterior almacenamiento y descarga en tierra.
  • La seguridad medioambiental durante toda la operación, desde la recogida hasta el almacenamiento de los residuos.
  • La capacidad operativa del prototipo al poder realizar estas operaciones de manera eficiente y autónoma en amplias ventanas operativas.
  • El cumplimiento de la normativa nacional e internacional aplicable en la actualidad a la recogida, tratamiento, procesado y almacenamiento de vertidos plásticos, teniendo en cuenta que el nuevo buque será el primero de su clase a nivel mundial.
  • El análisis de las medidas anti-polución y el uso de energías renovables, de manera que se consiga una reducción de la huella medioambiental durante todo el ciclo de vida del prototipo.

Con esta actuación los Astilleros, la Fundación C. T. SOERMAR y colaboradoresparticipantes en el proyecto, pondrán a disposición de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales la posibilidad de construcción de un nuevo prototipo tecnológicamente diferenciado para la lucha contra la contaminación marítima originada por los residuos flotantes.

Esta actuación, adicionalmente contribuirá, a la potenciación de la capacidad competitiva de los astilleros participantes y a su diferenciación tecnológica, así como la del Sector de la Construcción Naval debido al efecto tractor que los astilleros tienen sobre la industria que forma parte de su cadena de valor.